El programa Copérnico

Copérnico es el programa de observación de la Tierra más ambicioso de la historia, diseñado para proporcionar información precisa, actualizada y de fácil acceso para mejorar la gestión del medio ambiente, comprender y mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad ciudadana. 

Copérnico es el nuevo nombre del programa para la Vigilancia Mundial del Medio Ambiente y la Seguridad, antes conocido como GMES.

Esta iniciativa está liderada por la Comisión Europea (CE), en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA). 

La ESA es la responsable de coordinar la distribución de los datos recogidos por más de 30 satélites, mientras que la EEA se encargará de la información recopilada por sensores en tierra o aerotransportados. La Comisión Europea está a cargo de la iniciativa en nombre de la Unión Europea, definiendo los requisitos y gestionando los diferentes servicios. 

El Componente Espacial de Copérnico – gestionado por la ESA – se encuentra en fase pre-operativa, distribuyendo a la comunidad de usuarios los datos recogidos por los satélites nacionales, europeos e internacionales que forman parte de las Misiones Colaboradoras de Copérnico. Este componente entrará en fase operativa tras el lanzamiento de la primera misión Sentinel.

...

La ESA está desarrollando cinco familias de misiones Sentinel para atender a las necesidades del programa Copérnico, y la primera de ellas se pondrá en órbita en la primavera de 2014. Los satélites Sentinel proporcionarán un conjunto único de observaciones, comenzando por las imágenes radar de Sentinel-1, capaz de observar la superficie de la Tierra en cualquier condición meteorológica, de día o de noche. 

Sentinel-2 tomará imágenes ópticas de alta resolución para monitorizar la superficie de nuestro planeta, y Sentinel-3 transportará varios instrumentos para llevar a cabo una larga serie de estudios de la Tierra y de sus océanos. Sentinel-4 y Sentinel-5 medirán la composición de la atmósfera desde la órbita geoestacionaria y una órbita polar, respectivamente. 

El Componente Espacial de Copérnico se completará con su segmento de tierra, que permitirá distribuir los datos recogidos por los satélites Sentinel y por las Misiones Colaboradoras a la comunidad de usuarios. 

El Componente Espacial de Copérnico constituye la contribución europea al Sistema Global de Sistemas de Observación de la Tierra (GEOSS). 

El Componente in situ está gestionado por la EEA y trabajará con los datos recogidos por un gran número de sensores en tierra, en mar o aerotransportados facilitados por distintas organizaciones europeas e internacionales.

Copérnico constituye un sistema unificado para distribuir una gran cantidad de información, recogida desde el espacio o sobre el terreno, a una larga serie de servicios temáticos diseñados para mejorar el cuidado del medio ambiente, la calidad de vida de los ciudadanos y las necesidades humanitarias, y para ayudar a desarrollar políticas más efectivas para garantizar la sostenibilidad de nuestro futuro. 

Todos estos servicios se enmarcan en seis grandes categorías: gestión del suelo, el medio marino, la atmósfera, respuesta en situaciones de emergencia, seguridad y cambio climático. 

En esencia, Copérnico nos ayudará a encaminar el futuro de nuestro planeta para el beneficio de todos sus habitantes. La ESA aporta un marco para desarrollar los distintos sistemas operacionales en nombre de la comunidad de usuarios, allanando el camino para la inversión en la próxima generación de sistemas. La ESA se basa en sus 30 años de experiencia en gestión y desarrollo de programas espaciales para garantizar el éxito de Copérnico.

EVALÚA

  • Actualmente 4.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Valorado: 4.4/5 (57 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Visitas

27987