Swarm: la misión de la ESA para el estudio del campo magnético

La misión Swarm de la ESA está diseñada para analizar uno de los aspectos más misteriosos de nuestro planeta: el campo magnético.

Aunque no se puedan observar a simple vista, el campo magnético y las corrientes eléctricas en el interior y en el entorno de nuestro planeta generan una serie de fuerzas que tienen un gran impacto en nuestra vida cotidiana. 

El campo magnético es como una enorme burbuja que nos protege de la radiación cósmica y de las partículas cargadas que bombardean la Tierra a través del viento solar. Sin este escudo protector, la atmósfera no existiría como tal, y la vida en el planeta sería prácticamente imposible. 

Aún bajo la protección del campo magnético, las tormentas solares pueden provocar apagones e interrupciones en las comunicaciones, o dañar los satélites artificiales. Una buena muestra de lo que ocurre cuando las partículas cargadas del viento solar chocan con los átomos y con las moléculas de nuestra atmósfera superior son las auroras boreales y australes.

El campo magnético terrestre se encuentra en un estado de continua evolución. El polo norte magnético se desplaza de forma acelerada, y cada pocos cientos de miles de años se invierte la polaridad del campo, lo que provocaría que las brújulas empezasen a apuntar hacia el sur. Por otro lado, la intensidad del campo magnético también varía constantemente – y últimamente parece estar debilitándose de forma considerable. 

Swarm es la primera constelación de satélites de la ESA diseñada para ayudarnos a comprender mejor cómo funciona nuestro planeta. Estos tres satélites, equipados con la tecnología europea y canadiense más avanzada, medirán con precisión las señales magnéticas emitidas por el núcleo, el manto, la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera de nuestro planeta. 

Al analizar las características de las distintas fuentes de campo magnético, Swarm nos ayudará a comprender mejor una gran variedad de procesos naturales, desde los que ocurren en las profundidades del planeta a la meteorología espacial asociada con la actividad solar. En última instancia, esta misión ayudará a desvelar por qué se está debilitando el escudo protector de nuestro planeta.

La ciencia de SWARMAccess the video

Los modelos del campo magnético generados por esta misión nos ayudarán a comprender mejor el interior de la Tierra. Estos datos, junto a las medidas de las condiciones en la atmósfera superior, contribuirán a los estudios sobre el escudo magnético de la Tierra, la meteorología espacial y la radiación solar. 

Los datos de esta misión también tendrán un gran número de aplicaciones prácticas, como ayudar a mejorar la precisión de los sistemas de navegación por satélite, mejorar la predicción de terremotos o hacer más eficaz la extracción de recursos naturales.

EVALÚA

  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Valorado: 5/5 (5 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Visitas

855